Buscar en este blog

sábado, 11 de junio de 2011

Comidita entre amigos - La Cueva del Vino (Chinchón)

La Cueva del Vino es uno de esos restaurantes de los muchísimos de Chinchón, en un edificio peculiar de rancio abolengo, muy bien cuidado, y con una bodega tradicional que hace mas de 50 años que no se utiliza para crianza del vino, pero que la conservan maravillosamente para ser visitada y fotografiada. Dispone de varios comedores, todos ellos muy atractivos, con distintas decoraciones y que hacen muy atractivo al comensal pasear por ellos. Me limito a mostrar las fotos de uno de los comedores y de los platos que hemos degustado, y que pasaré a describir a continuación. En la página web del restaurante podéis encontrar todos los menús de los que disponen, nosotros elegimos el Menú Degustación, que empezaba asi:
Eran unas entradas de
Chorizo a la brasa
Morcilla del Mesón
Asadillo
Judías chinchoneras
Morteruelo y
Migas

y que paso analizar plato por plato (aquí expongo mi opinión, y dejo al resto de los comensales la posibilidad de hacer comentarios adicionales si lo consideran oportuno, esto no es un blog unidireccional):
El chorizo a la brasa, pues típico, sin nada especial que resaltar, yo, amante del buen chorizo, no me quejo para nada, buen sabor.
La morcilla del mesón, muy famosa en Chinchón, no es uno de mis platos favoritos pero sabor correcto.
El asadillo que son unos pimientos asados de sabor adecuado.
Las Judías chinchoneras fueron para mi la estrella de las entradas, un sabor exquisito, con la textura al punto de unas maravillosas judías.
El morteruelo con la misma estructura que la morcilla, sabor muy distinto, y para mi tenía un excesivo sabor a canela.
Y por último, las migas que simplemente acompañaban, y no eran de esas migas con sabor profundo, pero en cualquier caso, y como función de acompañamiento, pasables.
Como en todas las comidas en que nos juntamos muchas personas, hubo quien se comió menos de la mitad de cada plato, en previsión de lo que llegaría de segundo, y hubo también quien se aprovechó de los que no comieron y tomaron ración doble de casi todo, y esto sin espíritu de crítica.
Y pasamos entonces a los platos principales, que dividimos en:
Cordero asado
Cochinillo asado
ó
Bacalao dorado
El cordero asado es como siempre variable en función del trozo que te toque, pero puedo decir que el sabor justo, sin destacar especialmente, pero digamos al menos que adecuado, aunque en mi opinión final o resumen general de la comida hable de la relación calidad/precio seré algo mas crítico, ahora me limito a analizar sabores.

Del cochinillo asado también opino en primera persona puesto que mi mujer y yo compartimos platos, cosa que solemos hacer a menudo, nos gusta variar, y este cochinillo, sin ser nada del otro mundo, también podemos decir que adecuado, y quizás añadir que por mi régimen no probé las patatas panadera que acompañaban tanto a cordero como cochinillo.

Y por último el bacalao dorado del que opino por los comentarios de los que lo probaron, que no fue mi caso, que era exquisito, con una textura y un sabor maravilloso, seguramente el mejor de las tres opciones, y ya ahora me arrepiento de no haberlo probado.

Como resumen general, mi opinión, y aquí seguro que entre los asistentes hay muchas distintas a la mía, es que la calidad de la comida no acompaña a los 39€ per cápita que cuesta, sin incluir el vino, aunque considero que el local es muy bueno, con un buen servicio, y que seguramente mejora mucho entre semana, días en los que la afluencia turística al pueblo es mucho menor, ya que vive seguramente del turismo en un porcentaje elevadísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario